Niju-kun “Los veinte preceptos” (comentado) del libro Perfection of Character del sensei Teruyuki Okazaki


NIJU KUN


El Niju Kun son 20 principios tanto técnicos como morales, que a su vez complementan el Dojo-Kun.

1.El Karate comienza y termina con un saludo (Rei).
El saludo implica humildad y a su vez honra el espíritu del Karate, también es una muestra de respeto a sí mismo y a los demás. En la forma de realizar el saludo se debe irradiar respeto y humildad hacia todos.
“Lo que hacemos es quiénes somos y como somos”.

2.- No existe primer ataque en Karate (Karate ni sente nashi).
Uno de las principales metas del Karate es la no-violencia, se trata de ser capaz de reaccionar adecuadamente ante situaciones difíciles, evitando ataques y conflictos innecesarios.

3.El practicante de Karate debe estar en el camino de la Justicia.
Justicia significa hacer lo correcto y aliarse con lo que es justo. Justicia requiere honestidad y quien no es honesto consigo mismo no será justo con los demás ni consigo mismo
El Karate integra cuerpo-mente – alma y nos hace desarrollar una fuerza interior que debemos dirigir en defensa de lo que es justo.

4.- Conocete a ti mismo para poder conocer a los demás.

Para conocerse uno mismo debe buscar cuáles son sus objetivos-metas-intenciones-creencias-talento-habilidades……y sobre todo cuáles son nuestras debilidades y defectos.
Este principio implica que podemos cambiar purificando nuestras motivaciones e intenciones y rectificando sobre las falsas creencias y principios que tengamos.
En Karate se trabaja duro para evitar el ego personal y desarrollar la humildad, cuando uno se conoce en profundidad sabe cuáles son sus defectos y debilidades y se lucha para identificarlas y combatirlas.
Cuanto más alto es tú nivel más debes practicar, no te conformes o tú ego te invadirá. Realmente luchamos contra nosotros mismos para ser mejores (no en campeonatos para ganar o perder), si lo que haces es compararte con los demás nunca tendrás tiempo para conocerte, Karate no es para ser mejor que tú oponente o compañero, debe ser una lucha para ser mejor de lo que antes eras. Y no lo olvides, “ayuda a los demás”.

5.-
Espíritu y mente son más importantes que la técnica.
El dominio técnico es más fácil de alcanzar que el dominio espiritual, realmente espíritu y mente es lo que nos hace diferente de las bestias.
El espíritu se revela por medio del kiai o kime y es que el Ki es donde mente, alma y técnica se unifican.
El espíritu es la esencia de nuestra existencia, personalidad y motivación, si eres consciente de esto y no enfocas tú entrenamiento únicamente a lo físico y técnico mejoraras como persona.

6.- Libera tú mente.

“Mushin” significa mente vacía, si eres capaz de liberar tu mente podrás liberar tu cuerpo para realizar el movimiento correcto y en el tiempo oportuno

7.- La desgracia proviene de la holgazanería.

El karateka sabe que la vida implica trabajar día a día diligentemente, debemos programar nuestros días-semanas-meses y ser flexibles para saber adaptarnos ante cualquier imprevisto. Si no somos responsables de nosotros mismos caeremos en desgracia.

8.- Aplica todo lo que aprendas del karate en tu vida diaria.
Cuando recitamos el Dojo kun debemos enfocar sus valores a la aplicación en nuestra vida cotidiana y es que el Dojo es el lugar de entrenamiento para el mundo real.
El Karate es una valiosa herramienta para usar en la vida real.

9.- Te llevará toda una vida aprender Karate.
El Karate no es deporte, es un modo de vida, aún con 80 años podrás enseñar y demostrar a tus alumnos lo que enseñas.
Cuando llegamos a cinturón negro es cuando comienza nuestro viaje y no es nuestro objetivo final.
Karate es como un árbol plantado fuera de su hábitat natural:
– primero solo puede crecer con un cultivo muy cuidadoso
– en sus primeros años sus raíces se aíslan del frio y su delgado tronco se tiene que apuntalar con estacas siendo necesario hidratarlo, podarlo y mimarlo.
– después de muchos años pude mantenerse en pie por sí solo y cuidar de sí mismo.
– con 50-60-70 años será gigante, solido, enraizado y dará frutos.

10.-
Integra el Karate en tu vida diaria, aquí reside su exquisitez.
Tiene conexión con el principio 8, pero el principio 8 nos dice que debemos saber que el Karate pude ser usado en la vida diaria, mientras que este principio nos dice que realmente debemos aplicar el Karate en nuestra vida diaria para valorarlo.

11.- El Karate es como el agua caliente, se enfría si no se mantiene caliente.
Manteniendo esa agua o esencia del Karate caliente a través de la práctica continua es el modo más seguro para transformarse uno mismo en un buen karateka y mejor persona.
Con 10 minutos al día con un máximo de concentración y esfuerzo te mantendrá en tu mejor nivel y esa agua no llegará a enfriarse.

12.- No te aferres a la idea de ganar; es la idea de no perder la necesaria.
Querer ganar es algo natural en el ser humano, pero cuando realmente entiendas que solo entrenas para mejorar personalmente y abandones la idea de ganar,perder,avanzar de grado, estar sujeto a resultados….llegaras a ser un Karateka completo, equilibrado y buena persona.
Ganar significa derrotar a otra persona y la idea de no perder significa ser capaz de encontrar una solución sin destruir o humillar a tu oponente.

13.-
Muévete de acuerdo a tu oponente.
Debemos ser flexible y adaptarnos a cualquier situación, al percibir a tú oponente con sus intenciones podrás reaccionar de forma natural.
También en la vida real debemos captar las necesidades, intereses y limites de con quién hablamos o conocemos por primera vez.

14.- En combate debes percibir los puntos vulnerables de los que no lo son.
Uno debe estar en calma para poder apreciar todas sus oportunidades y cuando esta surja aprovechala,con la experiencia y paso del tiempo comprobaras que toda situación tiene su punto vulnerable y cosas que te parecen malas tendrán su pequeña parte de bueno, todo lo que se necesita es experimentar hacia el “mushin “(mente vacía).

15.- Considere que los brazos y piernas son como espadas.
Se trata de respetar al oponente tenga el grado que tenga, cualquiera puede herirte a la vez que pueden ayudarte a crecer como un buen Karateka.
A su vez deberías de ser igual de serio y respetuoso en tu vida diaria, nunca subestimes a nadie, siempre respeta a los demás.

16.- Cuando usted abandona
la seguridad del hogar, hay un millón de enemigos.
Se trata de estar siempre vigilante, no se trata de mantener esta actitud solo en el dojo,debemos ser budokas 24 horas al día. No se trata de estar todo el día pensando que nos van a atacar sino de estar mentalmente preparado por si ocurre (mantén siempre tu espejo limpio).

17.- Las posturas son para los principiantes, después vienen las
posiciones naturales.
Una vez que tienes muy trabajadas tus posiciones, estas surgirán de manera natural y espontanea sin pensar en el peso, colocación de los pies, cadera…..te surgirán las técnicas de forma efectiva y potente porque tienes desarrollados los fundamentos técnicos.
Un punto importante en la práctica del Karate consiste en mantener una mente de principiante: tratando de tener entusiasmo y humildad a la hora del entrenamiento, como si fuera la primera vez que realizamos las técnicas.

18.- Haga el Kata correctamente, la lucha real es una cuestión diferente.
El kata es la esencia del Karate, se desarrolla el movimiento, ritmo, timing, habilidad técnica….
Luego se debe estudiar su significado y aplicación (bunkai), preparándote finalmente para un posible ataque real de varios enemigos. En una lucha real no tendrás tiempo de pensar que técnica se debe realizar en este momento, pero si continuamente practicas tus katas estas técnicas saldrán de manera natural.

19.- No te olvides de: la potencia-debilidad/contracción-expansión
del cuerpo/ritmo de las técnicas.
La potencia, contracción, expansión, ritmo, velocidad….. son puntos que coinciden como un todo en cada ejecución técnica de karate. Nos entrenamos para ser receptivos al cambio y saber cuándo tensar o relajar, como generar velocidad o reducirla, como dar potencia o no a una técnica…..Debemos ser equilibrados técnicamente hablando.
En la vida también necesitamos equilibrio a la hora de actuar y pensar, y nuestra mente y cuerpo deben de trabajar juntos (shingi-ttai)

20.- Siempre sea creativo e inventivo.

Una vez que los principios generales de las técnicas son comprendidos en su totalidad es entonces cuando cada uno puede crear e inventar nuevas aplicaciones en nuevas situaciones. Para comprender esto debemos de entender el papel del sensei.
En Japón sensei significa uno que es el más experimentado, nos demuestra las técnicas y las explica pero nunca te dice que lo copies tal cual él ejecuta, te deja que tú busques el camino.
Es cierto que te encuentras con aplicaciones que resultan eficaces para personas de tamaño alto y no lo son para personas pequeñas, con lo cual tú buscas y adecuas la técnica a tu estatura o condición física.
Otro significado de este principio es que el karateka debe trabajar constantemente para subir su karate de nivel, no inventando técnicas, sino abriendo tu mente para que tú karate sea natural.
———————————————————

El Maestro Funakoshi nos dio el Dojo-Kun y el Niju-Kun como los valores que debemos de incorporar en nuestras vidas y no solo aplicarlos en el entrenamiento diario, y es que valores tan importantes como el respeto y etiqueta se están perdiendo en la sociedad actual.


Acerca de Martín Fernández Rincón

Martín Fernández Rincón,
7º Dan de Karate RFEK / Entrenador Nacional / Juez del Tribunal de Grados.
Instructor KSK-Academy.
Diplomado en Educación Física UCLM.
Director Técnico de los Clubes Deportivos Fuji-Yama (Albacete) – Karate-Do (Hellín) – Escuelas Deportivas de Elche de la Sierra.
Email: info@senseimartin.es

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *