La influencia del sensei Taiji Kase desde 1964. Por Dirk Heene 2000.


La influencia del sensei Taiji Kase desde 1964.

Cuando Gichin Funakoshi llegó a Japón en 1923, él trajo consigo una amplia tradición del karate de Okinawa. Las misteriosas razones por las que este hombre emigró a Japón  no tiene nada que ver con la noble tarea de divulgar el karate en Japón.

Él vivió en pobreza y se mantuvo realizando trabajos de limpieza. Este periodo le dio oportunidad a Funakoshi para observar la rica experiencia del budo japonés y sacar sus conclusiones de esto.

El era un profesor en Okinawa y en el periodo entre 1923 y 1940 llevó fuertes cambios al karate de Okinawa.

Su hijo Yoshitaka tomó estos cambios y los practicó intensamente  durante la segunda guerra mundial. A diferencia de su padre, Yoshitaka puso el karate al servicio del gobierno militar (desde 1943). De todos modos, el karate conoció en ese periodo una enorme evolución, en busca de realidad y eficacia.

En 1944, el joven sensei kase tomó contacto con este fundamental cambio en el karate y él se sintió tan entusiasta que incluso hoy en día él sigue hablando de la influencia de ese periodo en él.

Sensei Yoshitaka murió joven; su padre tuvo que retomar la enseñanza. A su muerta, Kase se unió a la instrucción de la recién formada JKA(1949). Desde 1957 en adelante, sensei Kase estuvo profundamente implicado en los cursos para instructores de la JKA y tuvo una fuerte influencia, entre otros, sobre sensei Enoeda y Shirai.

Cuando sensei Kase decidió emigrar para llevar la instrucción al extranjero, también decidió realizar un profundo estudio sobre la evolución del Shotokan y ayudar a desarrollarlo. El estudió diferentes sistemas pedagógicos e hizo un profundo estudio de la información existente sobre budo. Estudió en soledad kendo, Shintoismo, taoismo e incluso astrología, para encontrar puntos de comparación con la instrucción del karate.

El viernes 26 de julio del 2000, en el curso de 5 días de Andorra y en presencia de unos 70 profesores de karate expertos, sensei kase mostró  la fuente de sus ideas acerca de la evolución e  instrucción desde 1964.

 

Primera fase de la evolución

Funakoshi fue a Japón y comparó el sistema de karate de Okinawa con el del kendo en Japón. Desde el periodo Tokugawa Japón estuvo en un periodo de paz de unos 300 años. La guerra había acabado y no había más tiempo para mejorar las técnicas. Grandes técnicas se diseñaron (o-waza) para desarrollar poder y velocidad.

– o-waza para amplitud, potencia, velocidad.

– ko-waza (técnica pequeña), es demasiado difícil al principio y lleva a técnicas fallidas.

El objetivo es llegar desde o-waza a ko-waza.

Segunda fase de la evolución

Algunas técnicas básicas se utilizaban a menudo y en forma apropiada; otras estaban menos desarrolladas, tales como las técnicas de mano abierta.

Sensei kase decidió cambiar esto y se volcó en el desarrollo del uso de la mano abierta, tanto en defensa como en ataque.  La defensa se vence hacia el ataque a fin de dañar al oponente. Originalmente las técnicas de pierna eran bastante simples pero sensei kase les dio otra dimensión; Ej.: ushiro geri, antiguamente practicada hacia atrás y ahora rotando.

Tercera fase de la evolución

Las técnicas Sei-te desarrolladas hacia Hen-te.

Seite: técnica de brazo o pierna

Hente: varias técnicas con un brazo o pierna

Tenemos dos brazos y dos piernas.

Principio: 1 para defensa

1 para ataque

Esas técnicas están hechas con dos brazos.

Nueva evolución: 1 brazo trabaja como dos brazos

Dos técnicas (nidan waza) o tres técnicas (sandan waza) con un solo brazo o pierna. En lugar de usar 2 técnicas, realizamos 4 ó 6 técnicas.

Sensei kase cogió este principio de Miyamoto Musashi (gorin no sho); él siempre usaba sus dos espadas y no una con las dos manos, como marcaba la tradición.

Ej.: Defensa:            jodan-chudan

Contraataque:   jodan-chudan

Cuarta fase de la evolución

Timing en la defensa

Tradicionalmente  el movimiento de defensa se realiza al final del ataque.

Cuando Okuyama le dijo a Kase que observara la lluvia, no supo que pensar de ello. Kase se sentó por largo tiempo, mirando sin saber que debía observar. Cuando iba a dejarlo, Okuyama le dijo que siguiera un poco más. Kase gradualmente comenzó a discernir las gotas de lluvia y más tarde pudo incluso seguir el recorrido de una sola gota. Sus ojos los utilizaba para captar ciertas subpartes del movimiento.

Nosotros podemos ver un ataque en ese mismo modo: no mirar el movimiento desde el inicio hasta el fin, sino en el momento inicial del espíritu del inicio;  Desde el inicio a través de su trayecto y desde su llegada hasta su penetración.

  • Uno debe aprender a observar el ataque en diferentes fases:
  • El comienzo, al mismo tiempo que  se inicia.
  • En el primer cuarto del trayecto.
  • En el segundo cuarto del trayecto.
  • En el tercer cuarto (momento ideal para la defensa).
  • En la llegada de la técnica.
  •  La defensa debe llegar  en los Ÿ y no al final, donde la potencia suya es del 100%.
  • Al final los ojos tienen que hacer el trabajo y finalmente la sensación.
  • Timing – ojos – sensación.

Esto abre dimensiones como toate y deai. El principio deai es trabajado habitualmente como contraataque con kizami tsuki, pero nunca es usado como defensa.

Quinta fase de la evolución

La respiración es una parte vital y energética de la técnica y la acción. El uso de la respiración abdominal o respiración vertical es muy importante. Se usa el diafragma y por lo tanto la zona del Hara y el fluir del ki se estimula enormemente. Esto le permite a uno subir el nivel y sobrepasar la técnica.

Conclusión

El Karate Shotokan sufrió una fuerte evolución  entre 1923 y 1946. Gichin Funakoshi y su hijo Yoshitaka desarrollaron enormemente el karate.

La fundación de la JKA en 1949 dio al karate una estructura fundamental sobre la que se asientan las técnicas y metodología.

En 1964 sensei kase abandona Japón.

Entre 1950 y 1964 todo fue estandarizado y mantenido in cambios.

Sensei kase quería trabajar con las ideas de 1946 sin negar los valores establecidos por sensei Nakayama.

Los principios de entrenamiento del  sistema JKA son bastante buenos hasta cierto nivel. Pero uno no se debe detener.

El acto de buscar, crear y experimentar como desafío nos lleva a nuevos descubrimientos y finalmente a experiencias válidas.

La esencia del karate está en la �mano vacía�

Dirk Heene

Julio 2000


Acerca de Martín Fernández Rincón

Martín Fernández Rincón, 7º Dan de Karate RFEK / Entrenador Nacional / Juez del Tribunal de Grados. Instructor KSK-Academy. Diplomado en Educación Física UCLM. Director Técnico de los Clubes Deportivos Fuji-Yama (Albacete) - Karate-Do (Hellín) - Escuelas Deportivas de Elche de la Sierra. Email: info@senseimartin.es

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *