Entrevista al sensei Taiji Kase 1989 – Por José Mª Fraguas


Extracto de una entrevista realizada por José María Fraguas a Taiji Kase.

Publicada en Octubre de 1989, en la revista CINTURON NEGRO (nº 7)

¿Podría contarnos sus comienzos en Karate?    Empecé a practicar karate en el año 1944. El lugar fue el dojo “Shoto kan”. Allí fue donde enseñaba el maestro Funakoshi. Este dojo fue destruido por el Ejército del Aire de los Estados Unidos en 1945 durante un bombardeo. Esto es algo muy significativo para mi pues otros grandes instructores y maestros actuales , mas jóvenes que yo, nunca han practicado en aquel dojo. Es algo muy simbólico y que aún conservo en mi memoria y que recordaré hasta el último ida de mi vida. Alguien que estaba conmigo en aquel dojo era Tsutomu Ohshima, ahora reside en California. El espíritu que se respiraba en aquel lugar de entrenamiento era especial… Es un tesoro tener ese recuerdo.

¿Cree usted que el maestro Funakoshi aprobaría la evolución y derroteros que ha tomado el karate?  Si, definitivamente. Hay que entender su mentalidad. El era de Okinawa, y posteriormente viajó a Japón. Allí vio como otras artes marciales estaban siendo reconocidas y como el judo estaba creciendo de forma asombrosa. Entonces intentó desarrollar el karate de tal forma que fuera reconocido como una de las artes del Budo japonés. El no enseñaba deporte era arte y “camino de vida”. Su consejo diario para nosotros era “practicar y practicar”. Particularmente creo que el maestro Funakoshi estaría muy contento de ver como el karate, el arte que él desarrolló y ayudó a institucionalizar, es conocido y practicado en todo el mundo.

¿Cual es su punto de vista sobre la inclusión del karate como deporte Olímpico?    Estoy de acuerdo y le diré el porqué: El deporte es una parte del karate, pequeña pero una parte. Karate no es sólo Budo está ahí para desarrollar las relaciones humanas también. Creo que es algo positivo si se mantiene una actitud correcta en el combate, la postura apropiada el zanshin apropiado, etc… Entonces será muy productivo. Un punto importante es que hay que mantener el autentico sentido del arte al tiempo que se trabaja el deporte. El deporte es para unos años, el karate arte es para toda la vida. Karate es karate, boxeo es boxeo tenis es tenis… No se deben modificar las técnicas para vencer o “conseguir un punto”. La técnica y el espíritu han de ser fuertes y decisivas, no carentes de espíritu y concentración. Se puede hacer deporte pero manteniendo el autentico espíritu del karate en el kumite. El karate no es saltar como un loco, sino concentración y ¡bang! golpe real. Ese espíritu debe prevalecer. Repito el deporte es para unos años, una vez terminada esa etapa, aun queda mucho tiempo para progresar en el verdadero sentido del karate-arte.

Usted ha sido uno de los “misioneros” enviados por la JKA hacia todos los lugares del mundo. En el principio se instauró un campamento de instructores JKA, conocido por la dureza de sus entrenamientos. Usted aun enseña en esos cursos ¿Son de parecida dureza a los de su época?     ¡No! Ya no son tan duros. yo suelo dar cursos cuando voy a Japón y ya no son iguales en dureza. Son duros pero no tienen nada que ver con aquellos de mi época. El espíritu era increíble. Allí estabamos Kanazawa, Shirai, Enoeda yo mismo, etc… Desde allí fuimos enviados a todo el mundo para extender el arte del karate. Volviendo a los cursos de instructores JKA, son duros pero… bastante diferentes. ¿Me entiende?.

Sensei Kase. ¿Que significó Mashatoshi Nakayama para la JKA y el karate en general?    Significó mucho. Realizó el sueño de su vida que era que él mundo conociera el karate… Y lo logró. Funakoshi así lo quería. Funakoshi era todo un caballero y nadie que no fuera así podría sucederle en esa labor a gran escala. Desde su muerte tal vez, digo tal vez, no ha existido la unión que se debería haber tenido. Existen muchos altos grados y estudiantes antiguos que pueden figurar en cabeza. Hasta el momento no se ha elegido ha a nadie para sucederle… Ni creo que ahí se haga.

¿Cree usted, que la designación de una sola persona como cabeza de la JKA crearía problemas internos dentro de la misma organización?    Tal vez, pero se necesita a alguien, Nishiyama, Shoji, yo mismo… cualquiera. Pero existen muchos problemas, muchos vivimos fuera de Japón y vemos las cosas de otra forma diferente, pues hemos pasado muchos años fuera de allí.

Sensei, se dice que usted hace su propio karate, que nadie puede hacerlo.¿Es cierto?. ¿Es posible personalizar el karate, después de años de práctica?     Definitivamente sí, yo hago “mi” karate. Este depende de mi cuerpo, de mi mentalidad de mi forma de ver el karate y la vida en sí. Todos somos diferentes y después de muchos años de practica esto puede salir a relucir. Oyama comenzó practicando shotokan y posteriormente introdujo ciertas cosas que vio y estudió, dando así un concepto nuevo a lo que el había estudiado. Esto no es algo que se pueda hacer de la noche al ida, y por todo el mundo… hay que tener cuidado. No quiero que mis palabras sean mal interpretadas. por ejemplo Tagaki hace shotokai, en realidad esto no marca la diferencia pues el espíritu es el mismo, aunque la técnica física  varíe ligeramente, la esencia permanece estable. Eso es lo importante, como cada uno es en el interior.

¿Que consejo daría a los jóvenes practicantes que empiezan ahora en el karate?    Que entrenen mucho y mantengan el espíritu correcto y no decaigan en su practica. Yo soy muy mayor y aun sigo entrenando y dando seminarios por todo el mundo. Nunca se deja de aprender, eso es algo que se debe de aceptar desde el primer dia, ni siquiera cuando eres 8º dan. 


Acerca de Martín Fernández Rincón

Martín Fernández Rincón,
7º Dan de Karate RFEK / Entrenador Nacional / Juez del Tribunal de Grados.
Instructor KSK-Academy.
Diplomado en Educación Física UCLM.
Director Técnico de los Clubes Deportivos Fuji-Yama (Albacete) – Karate-Do (Hellín) – Escuelas Deportivas de Elche de la Sierra.
Email: info@senseimartin.es

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *